PAREDES Y SUELOS

Repintado de Paredes: ¿Es correcto prescindir del proceso de imprimación?, ¿podría afectar al acabado del trabajo?

En ciertas ocasiones sí es posible prescindir de imprimación. Para ello hay que determinar el tipo de superficie y estado de la misma a pintar.

Repintado de paredes

Debemos determinar el estado de la pintura antigua:

Si es correcto (película consistente y superficie no pulverulenta) podríamos prescindir de una imprimación previa. Bastará un cepillado, limpieza y la aplicación posterior de la pintura con el número de capas adecuadas y la dilución indicada, con el objetivo de conseguir el resultado deseado.

Si la pintura se encuentra en mal estado, eliminarla y quitar las partículas de polvo, grasas, etc. Posteriormente aplicar una imprimación a fin de fijar y endurecer la superficie: recomendamos utilizar Procofix (diluido 6 partes de agua por una de Procofix). Hay que procurar no saturar la superficie para no tapar la porosidad. Posteriormente aplicar la pintura plástica tal como se señala en el apartado anterior.

Paredes nuevas

En paredes nuevas enyesadas o paredes de placas de yeso laminado normalmente no es necesario imprimar si la superficie se encuentra en un estado correcto. Bastaría una primera capa de la pintura diluida entre un 5-10% que haría la función de selladora. De esta manera evitamos diferentes grados de absorción según las variaciones de porosidad. Además, en el caso de placas de yeso laminado puede producirse algún rechupado del colorante del soporte.

Para evitar este efecto se recomienda la utilización del producto Selladora Universal (al disolvente). En el caso de yesos proyectados, se recomienda lijar la superficie y sellar con Selladora Universal realizando el acabado mediante una o dos capas de pintura plástica.

Para garantizar el buen acabado del trabajo, pasamos a recomendar una serie de trucos, independientemente del uso o no de la imprimación. En primer lugar reparar grietas y defectos (el producto Proplast es ideal). Para evitar diferencias de color entre del emplaste y el resto de la pared se puede realizar la dilución con la pintura final que se va a aplicar.

El primer elemento a pintar es el techo y, dado que generalmente la luz solar impacta directamente, cualquier imperfección resaltará. Por ello recomendamos para esta zona usar un producto como el Sideral Mate S-500, pintura extra mate que minimiza los defectos.

Para recortar las paredes un pequeño truco es recortar con la brocha sólo las zonas que se vayan a pintar inmediatamente y repasar estos recortes con mini rodillos antigota para homogeneizar y conseguir una textura similar. Posteriormente aplicar la pintura plástica sobre la pared utilizando un rodillo antigota para dar un acabado uniforme minimizando imperfecciones.

Recomendaciones para pintar pavimentos: ¿Qué tengo que tener en cuenta en general a la hora de pintar pavimentos? y también ¿qué pasos seguir?.

Lo primero que hay que comprobar a la hora de pintar un pavimento es el uso habitual que va a tener la superficie, ya que en función del grado de desgaste necesitará un tipo de pintura u otro. Este punto y una buena preparación de la superficie son fundamentales. No tendrá la misma exigencia una pista de pádel que una zona donde existirá tráfico rodado pesado y/o vertidos de carácter agresivo, por lo que la elección del tipo de pintura no puede ser la misma.

Analizar la superficie a pintar: su estado y tipo de sustrato

Determinar si es un acabado con poro, sin poro, al helicóptero, solera superficial pulverulenta, desconchados, grietas por asentamiento de la pista, filtrados de humedades… Y también si se trata de una superficie de hormigón, cemento o aglomerados asfálticos.

Es por ello que deberemos buscar recubrimientos que cumplan los siguientes aspectos:

  • Proporcionar la adherencia necesaria sobre el sustrato.
  • Que no presente problemas entre el diluyente del recubrimiento y el material en sí en función de su composición: hormigón, cemento, aglomerados asfálticos, slurry...

Analizar el tipo de condiciones a que estará expuesto el pavimento, en función de su ubicación al exterior o interior.

También debe determinarse la presencia de humedad y/o filtraciones que pueden existir en el sustrato dado que éste es uno de los principales enemigos en el pintado de suelos.

Tratado previo de la superficie

Al iniciar el pintado, todas las superficies deben estar firmes, limpias, secas, porosas y sanas. Por ello, si existen grietas, fisuras, coqueras, etc., los soportes de hormigón deben repararse eliminando la lechada superficial del cemento. Recomendamos un acabado de las superficies fino, sin llegar al pulido.

Después del tratado previo de la superficie, limpiar exhaustivamente la superficie: eliminar pinturas viejas, grasas, etc. mediante métodos mecánicos (lijado/granallado) o químicos (decapantes/disolventes). Aspirar el polvo ocasionado.

Cuando el sustrato no sea poroso deberemos proporcionarle esa porosidad a través de granallado, lijado, u otro método adecuado, eliminando la suciedad existente y consiguiendo la limpieza y porosidad precisas para lograr buena adherencia.

Proceder al pintado

La elección del recubrimiento debe ser la adecuada, y tendrá que tener las siguientes características:

  • Resistencia a la abrasión.
  • Buena adherencia.
  • Gran resistencia a la intemperie y colores estables a la luz.
  • Buena resistencia a la alcalinidad del sustrato.
  • Resistencia al agua.
  • Resistencia mecánica al impacto.
  • Adecuación a los sustratos típicos de esta superficie.

​Además de cumplir estas características, los productos deben ser fácilmente aplicables. Para ello, recomendamos el producto Procosol Acrílica al agua y Senior. Ambas pinturas acrílicas están especialmente diseñadas para este tipo de suelos. Tras el tratado previo de la superficie se recomienda aplicar una primera capa diluida un 10-15% con agua, como imprimación, y posteriormente aplicación de las capas finales.

MADERA

¿Cómo lacar puertas de superficies no lisas en poco tiempo?

Este tipo de trabajos requieren un producto de fácil y rápida aplicación, con un reducido tiempo de secado y que cumpla con los requisitos de calidad a nivel profesional.

Te aconsejamos utilizar Kilate AirTec, un esmalte de excelente productividad. En una sola mano, a pistola, depositará el equivalente a 3 manos de brocha (entre 150 y 200 micras húmedas). Tiene una máxima cubrición incluso en los cantos y un alto poder de carga sin descuelgue (especialmente en superficies verticales).

Este producto tiene un secado al tacto de 30 a 45 minutos con un excelente acabado de aspecto lacado, de manera que el mismo día podrás dejar listo el trabajo.

Si deseamos que el trabajo suponga las mínimas molestias a la propiedad, hemos de tener en cuenta que hay otras características necesarias, además de la excelente productividad y el secado rápido. La pintura debe ser inodora y sus propiedades deben conservarse en el tiempo (no amarillea, sin blocking). Kilate AirTec es un esmalte base agua que cumple al 100% con estas propiedades.

Para aplicarlo, proceder sobre las puertas como si se tratara de madera nueva:

  1. Lijado (si fuera necesario para abrir poro). Si la madera fuera ya pintada, desengrasado de la superficie.
  2. Eliminar el polvo resultante del lijado.
  3. Aplicar una mano cruzada de Kilate AirTec a pistola. Puede ser sistema airless, aerográfico o mixto (presión y aire).

Recordemos que con Kilate AirTec podrás pintar también madera, metal y PVC en interiores y exteriores.

¿Qué ventajas tienen los esmaltes al agua?

Debido a las regulaciones medio ambientales y más concretamente en el mundo de la pintura, la normativa COV de Compuestos Orgánicos Volátiles, el sector de las pinturas en general, y el mundo de los esmaltes en particular, está sufriendo cambios importantes.

La regulación de los COV que una pintura debe tener en función de la aplicación a que esté destinada, ha motivado cambios en las formulaciones de los esmaltes tradicionales tanto con base disolvente como agua. No se trata, ni mucho menos, de su desaparición, sino de una adecuación a las normativas.

Paralelamente, hay una tendencia a la utilización de productos base agua en elementos interiores, tanto por tendencias y cuestiones de imagen asociadas a medio ambiente como por la necesidad de mantener la actividad en la instalación durante el proceso de pintado.

Por ello el tema de emisión de olores y rapidez de secado y ejecución es clave, tal puede ser el caso de escuelas, hospitales, áreas de manipulación de alimentos, centros comerciales abiertos 6 días a la semana, párkings subterráneos, etc. Esta demanda queda perfectamente cubierta por los esmaltes base agua basados en la tecnología acrílica.

Estos esmaltes, cuyo diluyente mayoritario es el agua, han evolucionado mucho desde su aparición en EEUU donde el pintado de casas y edificios de madera con esmalte blanco es frecuente. En el mercado español tomó importante desarrollo desde los años 60-70, superando progresivamente las limitaciones que estos productos presentaban frente a los esmaltes tradicionales con base disolvente.

Las generaciones actuales de esmaltes acrílicos han minimizado los puntos débiles de los iniciales esmaltes al agua y poseen ventajas muy interesantes:

  • Resistencia a la alcalinidad del sustrato, tan frecuente en materiales constructivos.
  • Buena adaptabilidad a superficies de adherencia limitada.
  • Rapidez de secado, reduciendo los tiempo de espera entre repintados con consiguiente ahorro en costes de mano obra.
  • No amarillean.
  • Ofrecen una excelente durabilidad dado que perdura la estabilidad del recubrimiento que proporciona una película flexible y a la vez tenaz.
  • Baja o nula inflamabilidad en estado líquido.
  • Ausencia de olores molestos: permiten aplicar los productos durante todo el año, los espacios recién pintados quedan habilitados para su uso enseguida.
  • Limpieza de útiles con agua.
  • Excelente resistencia al exterior

 

​Te recomendamos trabajar específicamente con nuestra gama Kilate AcriTec® ya que, además de cumplir con las propiedades anteriores, te ofrece las siguientes ventajas:

  • Adherencia excepcional sobre múltiples superficies: melamina, DM, PVC, plásticos rígidos, zinc, cobre , aluminio, acero galvanizado, etc.
  • Contiene poliuretano, que incrementa la dureza de la película.
  • Excelente cubrición, incluso en los cantos.

 

Su excelente durabilidad tiene su origen en las siguientes propiedades:

  • Alta retención de brillo y color.
  • Flexibilidad: se adapta a la dilatación de la superficie asegurando la resistencia a los cambios de temperatura.
  • Una microporosidad que asegura la permeabilidad al vapor de agua, permitiendo respirar al soporte y evacuar el exceso de humedad.
  • Resistencia a impactos, ya que evita que la película de esmalte se fragmente.
  • Resistente a los UV: se mantiene inalterable durante mucho más tiempo, evitando el cuarteamiento superficial y posterior descamación, pérdida de brillo y color.

​La gama Kilate AcriTec® cumple COV 2010, tiene el Certificado de Reacción al Fuego B-s2, d0 y se perfila como el futuro de los esmaltes acrílicos en el mercado de esmaltes en España. No dudes en probar Kilate AcriTec®. Te permitirá conseguir un acabado perfecto (recuerde utilizar herramientas adecuadas para este tipo de esmaltes: rodillos de microfibra y brochas sintéticas).

Tratamiento de la madera de interior : ¿Cuál es el proceso de pintado más adecuado para mantener el veteado original?

La preparación y tratamiento de una superficie de madera depende principalmente de la tipología de madera. Éste es uno de los materiales constructivos más variados que existe, ya que la especie de madera condicionará muchos de los procesos de pintado a realizar.

Barnizado de maderas de interior: su función es decorativa principalmente. Suele tratarse de elementos comunes en el interior de una vivienda o instalación pública como pueden ser puertas, suelos de madera, escaleras, paramentos verticales interiores, muebles de madera.

De estos diferentes elementos, deberíamos diferenciar los que requieren una resistencia mecánica en función del esfuerzo a que van a ser sometidos, como escaleras y suelos. Teniendo esto en cuenta, así como el brillo deseado, utilizaremos el barniz más adecuado dentro de la gama Procobar.

Barnizado de superficies nuevas.

  1. Eliminación del polvo de toda la superficie, incluso el depositado en el interior de los poros. Recomendamos el uso de aire mediante una pistola de baja presión.

  2. Lijar la superficie con lija (00 ó 000) lijando en el sentido del veteado de la madera. Posteriormente retirar el polvo producido con un cepillo. No usar para esta operación la brocha que posteriormente se utilice para el barnizado.
  3. En caso necesario, impregnar con un tratamiento bactericida o fungicida.
  4. Aplicar una primera mano de uno de los productos de la familia Procobar en función del tipo del elemento tratado.
  5. Tras el tiempo indicado de secado entre capas, lijar suavemente, retirar el polvo producido y aplicar una o dos manos del mismo producto.

 

Superficies barnizadas en buen estado.

  • Lavar con agua y detergente. Tras el secado, lijar suavemente (nº 360) y retirar el polvo mediante cepillado
  • Aplicar una o dos manos de producto.​

 

Superficies barnizadas en mal estado

  • Retirar el barniz antiguo deteriorado, mediante medios mecánicos o quitapinturas.

​Proceder igual que en superficies nuevas.

Revestimientos de madera en exterior: ¿Cómo sustituir el esmalte por barniz y qué productos utilizar?

Eliminar todo el esmalte con Quitapinturas Procolor y limpiar los restos del decapante con Disolvente Universal Procolor.

Seguidamente proceder como si se tratara de madera nueva:

  1. Lijar bien las ventanas. Limpiar el polvo y aplicar una primera mano de Procotec Novatec, del color deseado. Este producto protegerá la superficie de agentes externos como el moho, el salitre o la humedad.
  2. Transcurridas 24 horas, repasar la superficie con una lija y aplique una segunda mano de Procotec Novatec utilizando siempre el mismo color.
  3. Después de 24 horas la superficie ya está lista para aplicar una última mano.

Siguiendo este proceso obtendremos una extraordinaria durabilidad y resistencia a los rayos UV, ya que hemos utilizado un protector de poro abierto que no forma película. Cuando haya que realizar mantenimiento, únicamente será necesario efectuar una limpieza de la superficie y aplicar otra mano del mismo producto.

Es importante recordar que no es conveniente en ningún caso aplicar como capa de acabado ningún protector incoloro.

¿Cómo proteger y conservar el mobiliario de madera en exteriores?

La madera es un material de origen vegetal por lo que crece y se desarrolla en función de su especie, área de procedencia y condiciones climáticas a que ha estado sometido hasta el momento de su tala. Estos parámetros determinan su uso, conservación a lo largo del tiempo y la protección que deberá realizarse de cara a una correcta durabilidad. Debemos evitar el empleo de un producto inadecuado por un mal conocimiento de cómo se comportará.

Para poder determinar el mantenimiento y tratamiento que requiere una madera deberemos conocer los siguientes parámetros:

1. Situación y función que desempeña el elemento de madera

En función de la ubicación y el uso para que esté dispuesto estará sometido a diferentes grados de exposición a humedad, riesgo biológico, y otros condicionantes atmosféricos que definirán el tipo de protección necesaria y el método de aplicación.

2. El tipo de madera

Según su estructura de fibra interna, realizamos una clasificación general de:

  • Maderas duras o frondosas (teka, haya, castaño, roble, etc.): presentan una estructura de fibras que da lugar a una menor absorción de un tratamiento protector.
  • Maderas blandas o coníferas (ej. pino, abeto o abedul): su entramado de fibras tiene una capacidad de absorción mayor.

Esta variedad de estructuras internas determinará unos comportamientos diferentes de propiedades como densidad, porosidad, absorción de agua, capacidad biocida, posibilidad de impregnación, resistencia a los hongos, etc. que influyen directamente en la capacidad de resistencia de la madera frente a los agentes agresivos presentes en el medio.

Soluciones de conservación

En el caso de mobiliario de maderas blandas, el producto Procotec Ultra tanto en su acabado mate como satinado es una excelente solución. Se trata de un protector translúcido y microporoso de poro abierto de excelente adherencia basado en una tecnología baja en disolventes y alta en sólidos que proporciona una resistencia a la intemperie y a las agresiones que sufre la madera por parte del medio. El proceso de aplicación se detalla a continuación.

Cuando la madera es nueva:

  • La madera debe estar limpia, seca, libre de polvo, suciedad o grasa y con un contenido en humedad no superior al 16%.
  • Aplicar una primera capa de Procotec Fondo Incoloro para posteriormente aplicar 2-3 capas de acabado de Procotec Ultra.

​Para maderas barnizadas: 

  • Eliminar el barniz antiguo mediante lijado o quitapinturas.
  • Proceder tal como se ha indicado en caso anterior de maderas nuevas.

El grado de resina puede afectar al proceso de aplicación, adhesión y aspecto final: por ejemplo algunas especies de pino presentan altos niveles de resina. Recomendamos eliminarla frotando con un disolvente de amplio espectro o acetona.

Los mantenimientos posteriores serán sencillos: bastará con eliminar la suciedad y grasa depositada, lijar ligeramente, limpiar y proceder a la aplicación de Procotec Ultra.

En el caso de mobiliario de maderas duras, debemos tener un especial cuidado en conocer qué tipo de madera es la que se debe proteger, especialmente en las maderas tropicales ya que requieren soluciones a medida en función del tipo de especie. En caso de duda contactar con el Servicio Técnico Comercial de Procolor.

FACHADAS

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir el producto más adecuado para una fachada?

Los revestimientos para fachadas deben actuar como la piel humana: ser transpirables y a la vez impermeables (evitando la penetración de agua). El revestimiento debe ser una barrera que proteja al edificio del agua de lluvia y, a su vez, permita el paso del vapor de agua del interior del edificio hasta el exterior, evitando ampollas y desconchados.

  • La pintura debe ser resistente a la alcalinidad. Si no se respetan los 28 días de fraguado del hormigón nuevo, pueden aparecer problemas de manchas, ampollas o mala adherencia. Esto se extiende también a la aplicación de “parches” nuevos de cemento en rehabilitación.
  • Estabilidad del color: los pigmentos utilizados en la composición del revestimiento deben ser totalmente sólidos a la luz.
  • Adherencia: la pintura debe fijarse totalmente en el soporte.
  • Resistencia al asentamiento de microorganismos: una mala difusión del vapor de agua a través del muro produce condensaciones, que en ciertas condiciones de temperatura y humedad, favorecen la aparición de mohos.
  • Repintable.

​Existe una amplia gama de sistemas de protección de fachadas, la elección de uno u otro dependerá de los objetivos del proyecto, a nivel técnico y económico. Renova, líder en  rehabilitación de fachadas, ofrece productos con óptimas propiedades en cada categoría:

  • Revestimientos orgánicos al agua (acrílico y elástico): Procotex, Proakril, Procoflex
  • Revestimientos orgánicos al disolvente: Procolite
  • Revestimientos minerales al agua: Procosil
  • Revestimientos en dispersión de Polisiloxano al agua: Prosilox

 

​Si bien la calidad de un revestimiento es clave en la prevención de futuras patologías, es indispensable la buena adecuación y preparación de la superficie. En ocasiones ésta se omite por temas económicos, sin considerar que una deficiente preparación conlleva un mal resultado y, en consecuencia, un mayor coste.

Es fundamental comprobar que la superficie está seca, exenta de polvo o eflorescencias, y limpia de líquenes, moho y microorganismos.

Buenas prácticas de pintado:

  • Respetar el plazo de 28 días de fraguado del cemento
  • Pintar a la temperatura adecuada y sin previsión de lluvia
  • Utilizar una sola fabricación y pintar paredes enteras para evitar variación en el color
  • Limpieza de la superficie
  • Reparaciones uniformes con una misma textura
  • Imprimación adecuada
  • Utilizar herramientas adecuadas

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir el producto más adecuado para una fachada?¿Cuál sería el proceso de pintado de los ladrillos?

Este material, tan usado en la construcción tradicional, puede tener diversas características en función de su composición y de cómo se haya fabricado y cocido:

  • Superficie lisa y con porosidad variable.
  • Presencia en su composición de sales solubles.
  • Alcalinidad del mortero de unión de las piezas.
  • Absorción de agua.

​Raramente se pinta, especialmente si va destinado a obra vista, por su resistencia intrínseca a la intemperie y por la propia belleza que posee.

Sin embargo, en algunas ocasiones es adecuado aplicar un acabado sobre ladrillo bien sea porque sufre una determinada patología o bien por fines estéticos.

Las patologías típicas de este tipo de superficie son:

  • Contaminación ambiental: polvo, humo.
  • Contaminación biológica: hongos, mohos, líquenes.
  • Eflorescencias: sales solubles.
  • Pérdida de la estanqueidad a la penetración de agua.

 Proceso a seguir

A la hora de proteger las piezas cerámicas aquejadas por alguna o varias patologías, se recomienda:

1) Preparación del soporte: 

  • Eliminación de contaminación biológica.
  • Limpieza de suciedad.
  • Limpieza y neutralización de sales.

2) Reparación:

Una vez eliminada toda la contaminación física y biológica, debe determinarse si es necesaria una reparación de pérdidas de material por el deterioro del paso del tiempo.

Se procederá a aplicar el tratamiento de acabado, escogiendo entre productos que no alteren el aspecto original o productos opacos, que sí lo modifican.

3) Acabado: 

1. Sistemas con poca alteración del aspecto original.

Con poca influencia en el color y brillo, proporcionan impermeabilidad al agua, permeabilidad al vapor de agua así como estabilidad a los contaminantes y a las radiaciones solares. El producto a aplicar sería Dique Fluido Hidrofugante (líquido hidrofugante transparente con siloxanos).

2. Sistemas que sí alteran el aspecto original.

Además de poseer las propiedades mencionadas en el punto anterior, proporcionan opacidad y color en el caso que se desee un cambio a nivel estético. Hay varias gamas de producto que pueden realizar esta función:

  • Gama Procolite (pinturas a base de resinas de Pliolite).
  • Gama Proakril. (pinturas a base de resinas acrílicas).
  • Gama Prosilox (pinturas a base de polisiloxanos).

​En estos tres sistemas es obligatorio el uso de la imprimación base disolvente Procolite Fondo Penetrante. Siempre recomendamos una aplicación testigo para evaluar la adherencia del sistema de pintado, pues, diferencias en la cocción de los ladrillos, así como tratamientos de los mismos (vitrificación) contribuyen a la mala adherencia de la pintura.

METAL

¿Cómo pintar sobre galvanizado?

Una de las superficies más comunes en nuestro sector son los galvanizados o zincados. Se llaman así por ser metales férreos recubiertos de una capa de zinc que ha sido depositada por diferentes procesos químicos o electroquímicos. En ellos, se crea un capa de zinc y de óxidos de zinc formando una protección muy resistente a la penetración del dúo agua/oxígeno. Esto evita la acción de estos agentes sobre el hierro que se encuentra debajo y, por consiguiente, frena la oxidación de este soporte.

El zinc y el hierro galvanizado son superficies metálicas que presentan una pobre adhesión a la primera capa de pintura, debido a su superficie extremadamente lisa y a la presencia de impurezas que están presentes normalmente en la superficie del zinc. Para evitar estos inconvenientes, es preciso dejar el metal a la intemperie, sin protección, durante un tiempo (6-8 semanas). De esta manera, la superficie se expone al exterior de cara a someterlo durante un periodo de tiempo a los factores atmosféricos, con tal de contribuir a la pérdida de “lisura” y mejorar la receptividad del sustrato, y se vuelve ligeramente mate, perdiendo su aspecto brillante.

El zinc es un metal mucho más resistente que el hierro frente a la acción medioambiental de la atmósfera, puesto que los óxidos de zinc que se forman en la primera etapa de oxidación originan una capa delgada, compacta y resistente que impide que prosiga el proceso de oxidación. Se estima que en atmósferas normales la velocidad de corrosión del zinc es 10 veces inferior a la del hierro. Sin embargo, el zinc es poco resistente a la acción de los ácidos y de los álcalis, por lo que en atmósferas industriales en las que hay gran cantidad de vapores sulfurosos es atacado con rapidez. Se calcula que en este ambiente la corrosión del zinc es de 60 gramos por metro cuadrado y año, es decir, que un revestimiento de zincado normal tiene una vida de 4 años. Por esta razón, y sin olvidar la estética, en muchas ocasiones es necesario recubrir con pinturas este tipo de materiales, que se caracterizan por los siguientes aspectos:

  • Muy lisos.
  • No tienen poros.
  • Duros y resistentes.
  • Gran resistencia a la oxidación.
  • Muy resistentes a la intemperie.
  • Poco resistentes a los ácidos y álcalis.
  • Presentan problemas de adherencia con las pinturas.

¿Por qué pintar el acero galvanizado?

Las ventajas de aplicar una pintura sobre una superficie galvanizada son las siguientes:

  • Nos permite decorar además de proteger el galvanizado. No nos limitamos al color gris metálico propio del soporte.
  • La duración del galvanizado pintado es muy superior. Una superficie de galvanizado pintada tendrá una duración en el tiempo que multiplicará por dos lo que duraría el galvanizado por sí solo más la duración que aporta el recubrimiento.

 

​¿Por qué muchas pinturas acaban “saltando” de una superficie galvanizada?

Hay que tener en cuenta varios motivos. La pintura puede saltar por no ser adecuada para este soporte (ej. no es adecuado utilizar directamente y sin imprimación pinturas alquídicas como los esmaltes sintéticos, porque contribuyen a la degradación progresiva de este soporte).

Otro motivo puede ser que la superficie esté mal preparada, es decir, los restos de óxido mal retirados con lo que se complica la adherencia de la capa de pintado.

Proceso de pintado

El proceso de pintado de una superficie galvanizada es el siguiente:

1. Preparación de la superficie

Matear la superficie a base de lijar el galvanizado. El objetivo principal es atacar la capa de pasivación y los óxidos e hidróxidos sueltos antes mencionados. En segundo lugar resulta favorable lograr una superficie áspera. Limpiar la superficie manual y concienzudamente eliminando cualquier resto de grasa, polvo o calamina. Recomendamos desengrasar a fondo con Limpín o Disolvente Universal Procolor.

2. Imprimación

Aplicar una mano de Procofer Expert Imprimación Universal a brocha o pistola. Dejar secar durante 48 horas.

3. Acabado

El acabado puede realizarse con diversos productos, aplicando una o dos manos de acabado a brocha, rodillo o pistola:

a. Esmalte Procofer Expert: nos aportará protección antioxidante gracias a su exclusiva fórmula NanoPlus Protect10® que inhibe la corrosión del metal, neutraliza el óxido e impide su desarrollo, ofreciendo una protección antioxidante de hasta 10 años.

b. Esmalte Kilate Sintético: esmalte de nueva generación que proporcionará al acabado una dureza, durabilidad y calidad xcepcionales.

c. Esmalte al agua Kilate AcriTec.

 

HUMEDADES

¿Cómo tratar los problemas de humedad y conocer sus causas?

En el momento de abordar problemas de humedades es importante conocer su origen. Las humedades se originan mayoritariamente por tres causas:

1. Rotura de conducciones de agua

Para solucionar el problema tendremos que reparar la avería, con posterior saneado y tratamiento del daño provocado.

2. Filtraciones 

Originadas por la porosidad de los materiales, ya sea por la formación de fisuras o grietas en las paredes exteriores o terrazas o bien por  capilaridad, es decir, la humedad que proviene del subsuelo. Provocan la aparición de manchas,descascarillados de la pintura, moho y goteras.

3. Condensación 

Consecuencia de la diferencia térmica entre el vapor de agua y la superficie de la pared.

Antes de abordar la elección de los tratamientos debemos tener en cuenta que un aporte continuo de humedad en un grado medio o alto tiene una única solución definitiva, y es buscar el origen de la humedad y eliminarlo antes de que se filtre en la pared mediante una correcta impermeabilización. De lo contrario la solución que obtendremos será temporal y en función del grado de aporte de humedad y del producto elegido.

Si la superficie a tratar está en mal estado presentando ampollamiento, desconchados, salitre, etc, previamente al pintado será necesario eliminar toda la pintura vieja y proceder a la limpieza de las posibles contaminaciones:

Proceso para la eliminación de manchas de moho:

Para eliminar las manchas de moho no basta con pintar tal como se ha mencionado anteriormente. Si no se trata la superficie adecuadamente, existen muchas probabilidades de que en un corto periodo de tiempo vuelva a aparecer el problema.

  1. Retirar la pintura en mal estado.
  2. Eliminar el polvo y la suciedad superficial con un trapo o un cepillo.
  3. Lavar y descontaminar la zona infectada por moho con una esponja y dejar secar.
  4. En actuaciones de contaminación importante, se recomienda rascar o cepillar enérgicamente y repetir el tratamiento inicial.
  5. Aplicar una o dos capas de la pintura de acabado. Recomendamos Utilizar Dique Pintura Antihumedad.​

Proceso de tratamiento de humedades exteriores.

En el caso de paredes de cerramiento exterior las humedades son frecuentes debido a filtraciones por porosidad de los materiales o juntas en mal estado. Como pasos a seguir:

  1. Limpiar la superficie, eliminando el polvo y la suciedad en general.
  2. En caso necesario, reparar las fisuras actuando de la siguiente manera:
    1. Abrir la fisura o grietas en forma de V con una espátula o escarpa.
    2. Eliminar el polvo resultante.​
  3. ​Una vez saneada la grieta o fisura imprimar con Procolite Fondo Penetrante y aplicar la cantidad necesaria de Dique Proplast Exterior hasta igualar el nivel de la superficie y dejar secar 24 horas
  4. Pintar la superficie con un sistema de pintado apropiado para grietas, Procoflex.​

 

Proceso de tratamiento de humedades por capilaridad interiores y exteriores.

Las humedades por capilaridad son habituales en las zonas bajas de las paredes. Es muy importante tratar la superficie adecuadamente:

  1. Eliminar la pintura antigua mal adherida con la ayuda de una rasqueta o un cepillo de púas metálico, dejando la superficie impia de polvo y exenta de salitre, moho, grasas, etc.
  2. Aplicar una o dos capas de del producto Dique Pintura Antihumedad. Si se desea otro acabado o color, puede aplicarse una vez seca una capa de pintura plástica para interiores o en exteriores el recubrimiento con la permeabilidad adecuada.

PISCINAS

¿Cuál es el proceso de pintado de una piscina y qué disolvente debe utilizarse?

Para el pintado de piscinas recomendamos emplear Ágata, pintura para piscinas por ser el producto más adecuado para estar en contacto permanente con el agua. Ágata, pintura para piscinas debe ser diluido con el Disolvente Clorocaucho Procolor, el mismo que se utiliza en la limpieza de las herramientas.

El buen resultado del pintado de una piscina depende tanto del correcto pintado como de su construcción, ya que en caso de haber humedades producidas por filtraciones o cualquier otra causa, la pintura puede ampollarse y desprenderse.

Un truco para saber si la piscina (de hormigón nueva) tiene humedad es colocar un plástico transparente sobre toda la superficie de la piscina sellándolo a los bordes.

Si al cabo de 24 a 36 horas se observa que el plástico empieza a empañarse es señal que el cemento todavía conserva humedad. Si por el contrario el plástico queda transparente indica que no hay humedad y podemos proceder al repintado.

Otro método más fiable y rápido es, medir la humedad residual con un higrómetro.

Piscinas nuevas

Para el correcto pintado de una piscina nueva, tener presente las siguientes recomendaciones:

  • No pintar la piscina hasta transcurrido un mes de su construcción. Siempre y cuando haya fraguado el hormigón
  • Pintar en condiciones climatológicas favorables. Esto es: con tiempo seco y temperaturas superiores a 10º, sin sol directo sobre la superficie (para evitar un secado excesivamente rápido del disolvente que conllevará la formación de ampollas en la pintura).

Los pasos a seguir son:

  • Esperar 28 días entre la construcción de la piscina y su pintado, como mínimo.
  • Antes de iniciar el pintado, en la medida de lo posible, llenar la piscina durante dos meses a fin de eliminar sales solubles, aditivos, arena y demás partículas que pueda tener el hormigón.
  • Limpiar con ácido diluído con agua (Salfumán). Enjuagar correctamente.
  • Esperar 24 horas.
  • Primera mano de Ágata, pintura para piscinas diluida al 15%.
  • Esperar 24 horas.
  • Aplicar la segunda mano.
  • Esperar de 7 a 10 días antes de llenar la piscina.

Repintado de una piscina

Hay que tener dos precauciones antes de proceder al repintado:

  1. Comprobar que la pintura vieja no se arruga o levanta en contacto con el esmalte de clorocaucho. Si se diera el caso, habría que eliminar esta pintura previamente.
  2. Comprobar que existe buena adherencia con la pintura anterior, ya que podría suceder que la superficie fuese poco receptiva (poliéster, epoxi, poliuretano, etc.).

Los pasos a seguir son:

  • Limpiar bien la piscina (de restos de cloro, productos de limpieza, etc).
  • Lijar la superficie mediante metodos mecánicos
  • Lavar.
  • Aplicar 2 capas del producto.
  • Esperar de 7 a 10 días antes de llenar la piscina.

 

 


Categorías