Claves para el mantenimiento de una piscina durante todo el año

Llega el verano y con él se convierte en una necesidad la puesta a punto de las piscinas, un trabajo que se puede convertir en muy laborioso si no se cuida durante el resto del año. Hoy te traemos las principales claves para mantenerla en perfecto estado en primavera, verano, otoño e invierno.

Llega el verano y con él se convierte en una necesidad la puesta a punto de las piscinas, un trabajo que se puede convertir en muy laborioso si no se cuida durante el resto del año. Por eso es importante cuidar la piscina para que se mantenga perfecta también en primavera, otoño e invierno. De este modo, en verano solamente será necesaria una pequeña puesta a punto de la piscina evitando la proliferación de microorganismos que pueden resultar altamente peligrosos y los costes del mantenimiento se reducirán de manera significativa, además de evitar un consumo de agua excesivo por tener que realizar un vaciado y llenado completos de la piscina.

Control del pH del agua de la piscina

El control del pH es una de las cosas más importantes ya que estamos en contacto directo con el agua. Nunca debe estar por debajo de 7.0 ni por encima de 7.5 mientras que el cloro no debe superar el valor de 1.5mg/l. Si el pH no se mantiene en los valores adecuados, se podrían producir irritaciones en piel y ojos, además de que todo el sistema de cuidado del agua se desequilibraría y dejaría de funcionar al ser el pH el elemento que permite mantener el equilibrio entre todos los parámetros.

Desinfección del agua de la piscina

El agua de una piscina es un caldo de cultivo perfecto para microorganismos que no solamente hacen que el agua pueda tomar un color desagradable sino que pueden ser muy perjudiciales para la salud. De ahí que sea tan importante en el mantenimiento de las piscinas desinfectar el agua bien utilizando cloro, sistemas de oxigenado o a través de la sal.

Además, la combinación del control del nivel del pH, junto con el correcto nivel de cloro, evitará también la proliferación de algas manteniendo el agua de la piscina totalmente cristalina.

Cuidado del filtro de la piscina

El filtro de la piscina es un elemento clave para hacer que todo funcione, de ahí la importancia de su correcto mantenimiento. Debe estar siempre en perfecto estado y limpio, pues en él se va quedado atrapada toda la suciedad de la piscina por lo que es necesario realizar una limpieza semanal evitando que el agua pueda contaminarse con el coste posterior que eso supondría, tanto a nivel económico como de tiempo.

Cuida el entorno de la piscina

Y si lo que ocurre dentro de la piscina es importante, también lo es el entorno. Si nos esforzamos en cuidar el agua manteniendo todos los niveles en su medida correcta pero el entorno hace que el agua pueda contaminarse por la caída de residuos, el trabajo estará perdido. De ahí que sea tan importante mantener todo el entorno en condiciones adecuadas e incluso cubrir la piscina en esas épocas en las que no se va a utilizar para el baño con el fin de proteger el agua de elementos externos como hojas.

Cuidar correctamente la piscina y mantenerla en perfectas condiciones durante todo el año, te permitirá evitar cambiar el agua en su totalidad durante un período de hasta unos 5 años.

Recuerda que en Almacenes Celso Míguez contamos con lo necesario para el mantenimiento de tu piscina durante todo el año, para que en verano puedas disfrutarla y durante el otoño, invierno y la primavera tengas que hacer un mínimo esfuerzo para mantenerla en perfectas condiciones.

Descubre la gama de pinturas especiales para piscina en nuestra tienda online.